2017/09/07

Obras a ejecutar de constructoras bajan 8% por menor impulso inmobiliario

Carla Cabello  www.pulso.cl
El backlog de siete de las mayores empresas del sector alcanzó los US$3.458 millones a junio de este año, lo que evidencia un descenso de las obras a ejecutar en el segmento inmobiliario, versus un aumento en el área de ingeniería y construcción.
La desaceleración de la economía -y en especial la caída en la comercialización de viviendas- sumado a un menor ritmo de los proyectos mineros y energéticos, ha impactado no sólo los resultados financieros de las empresas constructoras, sino también la cartera de contratos de obras a ejecutar. Y es que US$3.458 millones sumó el backlog de las siete empresas constructoras e inmobiliarias -Salfacorp, Socovesa, Paz, Besalco, Ingevec, Moller y Pérez-Cotapos y Echeverría Izquierdo- que reportan sus balances a la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) al cierre del primer semestre de este año. Esta cifra es 8% inferior a la informada por el mismo grupo de compañías en igual período del año anterior, cuando el monto llegaba a los US$3.753 millones.
La baja en varias de las compañías analizadas se explica por un descenso de las obras a ejecutar en el segmento inmobiliario, versus un mayor peso del área de ingeniería y construcción en la cartera. En esto, el negocio energético ha tenido un rol clave, señalan desde la industria.
Salfacorp, la mayor constructora del país, informó un backlog total de $760.430 millones, unos US$1.146 millones, un 9% inferior al mismo período del año anterior y 5% menor a diciembre de 2016. Del total, $608.169 millones corresponden a la unidad ingeniería y construcción, mientras que el segmento inmobiliario a través de Aconcagua aportó con $75.147 millones, muy por debajo de los $209.985 millones que sumó al backlog de la firma a junio de 2016.
Una situación similar mostró Ingevec, que en el área inmobiliaria presentó un backlog por UF517.734, unos $13.774 millones, un 48% más bajo que las UF998.007, unos $26.551 millones, que registró a junio de 2016. No obstante, panorama distinto se observó en el área ingeniería y construcción de la firma, que alcanzó un backlog de $254.225 millones a junio de 2017, superior a los $254.696 millones al mismo mes de 2016. En el análisis razonado enviado a la SVS, la firma destacó que las obras a ejecutar en el área ingeniería y construcción “entregan una atractiva base de actividad para los próximos períodos”, al tiempo que se están tomando medidas para que el backlog en el segmento inmobiliario retome niveles de en torno a 1 millón de UF en el mediano plazo. El backlog total de la compañía llegó a US$404 millones a junio de este año, inferior a los US$784 millones que alcanzó a junio del año pasado.
En el caso de inmobiliaria Paz, al 30 de junio de este año, el backlog de la compañía alcanzó las 7,03 millones de UF, unos US$282 millones, inferior en un 15% a los 8,33 millones de UF, unos US$334 millones, que registró al 30 de junio de 2016.
Un panorama diferente a las anteriores compañías mostró Besalco, Socovesa y Moller y Pérez-Cotapos. Las tres firmas informaron un backlog a junio de 2017 superior al que registraban al mismo período del año pasado. En el caso de Besalco, alcanzó los US$667 millones, versus los US$628 millones del año anterior, representando una mejora anual de 6,2% en este indicador. “Esta carga de trabajo nos permite afrontar el ejercicio 2017, y buena parte del 2018, con un nivel adecuado de actividad”, dijo la firma en el análisis razonado. Moller y Pérez-Cotapos, en tanto, aumentó su backlog total de $48.895 millones (US$73 millones) en junio de 2016 a $148.991 millones ($US$224 millones) en junio de 2017. De ese total, $111.681 millones corresponden a proyectos de construcción a terceros y $37.310 millones a obras inmobiliarias.
Publicar un comentario